Cerraduras biométricas

Las cerraduras biométricas con huella dactilar son uno de los sistemas de accesos cada vez más implementados en las empresas debido a su bajo precio y comodidad. Al tratarse de un control biométrico, con sólo aplicar la huella dactilar en un lector óptico se podrá dar acceso a los empleados autorizados y/o registrados, sin necesidad de tarjetas u otros elementos que incrementen los costes.

Las instituciones gubernamentales y edificios que necesitan un nivel de invulnerabilidad alto llevan años utilizando esta tecnología, una de las razones por la que podemos considerar este método sumamente fiable y seguro.

Además, las cerraduras biométricas con huella digital también nos puede servir para controlar el horario de los trabajadores, saber a qué hora han accedido, qué día, en qué lugar se ha producido ese acceso, cuánto ha durado su jornada laboral o si se ha ausentado durante la misma.

    • Licencia de Control de Presencia y Control de Accesos.
    • Acceso por empleado, grupos, franjas horarias y días.
    • Incidencias* de código numérico por teclado.
    • Comunicaciones por red TCP/IP o RS232/485.
    • Se puede descargar por pen drive USB Flash).
    • Capacidad hasta 80.000 movimientos en memoria.
    • Ideal para centros desatendidos.
    • Licencia en base al número de empleados.
    • Pantalla LCD: 4 líneas monocromo.
    • Soporte técnico incluido.
    • Circuito Relé: 1 salida 2A@60 Vdc apertura de dispositivos.

    UsbComunicaciones TCP-IPComunicaciones RS-232/485incidencias numéricasLector Huella digital

Ventajas de usar cerraduras biométricas de Cucorent

  • Sistema único de reconocimiento: al ser la huella dactilar única e inherente a cada una de las personas, se evita la suplantación del marcaje, lo cual nos aporta una fiabilidad del sistema difícil de superar.

  • De la misma manera, evitaremos la entrada de cualquier intrusión no deseada dentro de las instalaciones de nuestra empresa, debido a la autorización obligatoria mediante la lectura de la huella dactilar.

  • Se evita la complicación y costes de llevar otros tipos de identificación como pueden ser los códigos, llaves, tarjetas, etc., ya que la mera huella dactilar será la llave con la que obtendremos acceso a los lugares a los que queramos ingresar.

  • Posibilidad de establecer varios niveles de seguridad: según el modelo de la cerradura biométrica, se podrá gestionar días en los que sólo algunos empleados puedan acceder a las instalaciones, e incluso hacer distinciones de accesos por franjas horarias.

Cómo usar una cerradura biométrica con huella digital

Cada vez que un trabajador acceda al puesto de trabajo y utilice la huella dactilar para entrar o salir, se generará un marcaje. De esta forma, los marcajes se acumularán en el equipo, y de manera diaria, semanal o mensual podremos descargar un fichero con estos datos y tratarlos con el software de gestión, que nos permitirá emitir informes y realizar las gestiones pertinentes.

La descarga de marcajes se puede hacer de varias maneras muy rápidas y sencillas:

  • A través de un cable de red, igual que se conecta una impresora o un ordenador.

  • En caso de que la empresa no tenga red, se puede realizar la descarga conectando un pendrive al terminal.

Existen distintos modelos de cerraduras biométricas con huella digital para adaptarse a empresas de todos los tamaños y sectores. Ponte en contacto con nosotros y un profesional te asesorará sobre cuál es la que mejor se ajusta a tus necesidades.